El mundo está cambiando vertiginosamente bajo nuestros pies y los sistemas que hemos desarrollado como sociedad están quedando obsoletos ya sea por la tecnología, el aumento acelerado de la población, el acceso a la información y consiguiente empoderamiento de las personas.
Sumado a esto una creciente escasez de recursos por causa del hiperconsumo y por un sistema de crecimiento infinito, inserto en un planeta finito.

Nos encontramos en un momento de inflexión histórico, que nos obliga a replantearnos cómo vamos a vivir en la actualidad y asegurar la sostenibilidad para las futuras generaciones.




En este contexto es fundamental la participación de todos, cada ser humano desde su lugar en el mundo tiene el potencial de transformarse en un agente de cambio si tiene el acceso al conocimiento y a las herramientas básicas para cocrear una nueva realidad sostenible, un mundo basado en la abundancia, de equidad y de paz.